LA MALETA BLOG

GIRA AMERICA 2013

22/11/2013

Bolazoooossss!!!!

GIRA AMERICA 2013

22/11/2013

Bolazoooooooos!

GIRA AMERICA 2013

22/11/2013

Bolazoooos

GIRA AMERICA 2013

22/11/2013

Auditorio

GIRA AMERICA 2013

21/11/2013

Auditorio Bellas Artes (San Juan de Puerto Rico). Un seño!

GIRA AMERICA 2013

21/11/2013

Atardecer en Puerto Rico

GIRA AMERICA 2013

21/11/2013

Arte caribeño callejero

GIRA AMERICA 2013

21/11/2013

Aeropuertos y Aeropuertas

GIRA AMERICA 2013

21/11/2013

Aeropuerto de Miami. Jorge y Pau en su habitual estado de letargo

MIEDOS Y PARANOIAS

19/11/2013

MIEDOS Y PARANOIAS

Son 2 los miedos que pueden llegar a hundir a un cantante en lo más profundo de su miseria. Y los 2 suelen ocurrir en el escenario.

El primero: olvidarte de una letra. Es como cuando tienes los exámenes de final de curso, pero en cada concierto. Te sabes la lección perfectamente  pero con los nervios del momento la memoria te juega una mala pasada.

Son 2 los remedios posibles: estar relajado y no preocuparse por si se te pierde algún verso o estrofa (no pasa nada si pasa). O usar un telepronter (pantalla de televisión en donde aparece la letra a medida que va transcurriendo la canción). Sin duda la peor de las 2 opciones.

El segundo: Que se te rompa la voz justo antes del concierto. ¡Horror!. Normalmente las malas lenguas atribuyen este hecho a que el cantante pasó la noche anterior de rumba intensa, lo cual puede ser pero no tiene porqué.

También son 2 los remedios posibles: suspender el concierto o resolver la avería mediante el suministro de una  inyección de cortisona (en 30 minutos la voz como nueva).

Me ocurrió el otro día en Caracas. Un aire acondicionado (o muchos, porque por estos lares siempre están a todo dar) me quebró las cuerdas vocales. La tercera vez en 20 años de carrera. Como corresponde, y con el fin de desinflamar el músculo (las cuerdas vocales son 2 músculos que se mueven a toda velocidad), me suministraron una solución de cortiesteroide. Pero el remedio no surgió efecto, y salí al escenario afónico.

Pues a pesar del impedimento, voy a recordar el show de Caracas (Concierto a Piano y Voz de 2/11/2013) con tremenda nostalgia, porque lo pasamos en grande. El haber suspendido me hubiera hecho polvo (no vinimos de tan lejos para eso), y gracias a la generosidad y comprensión del público que abarrotaba el recinto, hicimos de esa noche una noche mágica, especial,  inolvidable. Nos reímos como nunca. Cantamos, lloramos. Menos mi voz (la pobre hizo lo que pudo), todo fluyó como en las mejores ocasiones.

Telepronter, de momento, no necesito (paranoia 1 solucionada). Y cantar con la voz quebrada (cosa que espero no me vuelva a ocurrir en mucho tiempo), aunque es una gran putada, tampoco es  tan grave como para hundirse en la miseria. Eso sí, siempre con la venia del respetable.

Gracias Caracas por el rato que tan a gusto pasamos juntos, y esa demostración de calidad, afecto y comprensión. Son detalles de esos que siempre se agradecen, y nunca se olvidan.

Páginas