DOLOR DE BARRIGA

02/09/2015

DOLOR DE BARRIGA

Todo empezó con un leve dolor de barriga.  En 20 días pasé de unas pequeñas molestias en el estómago a operarme de cáncer de colon, o lo que es lo mismo, de un tumor maligno en el intestino grueso.

El cáncer es como un fantasma, que aparece sin apenas avisar, sin motivo aparente.  Le da igual la edad, el sexo, si eres músico o  médico o rico o soltero. Se manifiesta de múltiples formas, pero  casi siempre tarde y acompañado de  grandes titulares. Por eso es importante estar atento. Con el cáncer lo de  más vale prevenir que curar cobra todo el sentido.

Aunque casi por accidente, en mi caso se diagnosticó a tiempo. Me han quitado el bicho, el intestino ha quedado limpio y el médico, a la espera de ver el tratamiento de quimio-terapia más conveniente,  me ha dicho que pa casa a descansar.

De momento se aplazan los conciertos que teníamos en España y América para este otoño (por lo cual os transmito mis más sinceras disculpas), pero seguimos con  los planes para el lanzamiento de nuestro primer CD/DVD “live”, de nombre TOUR AMERICANO 14-15, previsto para el 16 de octubre (en breve empiezo a contaros).

Por  lo demás, insistir en el asunto de la prevención. Hacerse un análisis de por si acaso nunca está de más. El asunto del cáncer, aunque mucho menos grave de lo que parece en titulares, es un asunto serio, como para tenerlo en cuenta.

Aprovecho la ocasión para dar las gracias al Hospital Universitario de la Vall d’Hebron de Barcelona por su invalorable dedicación, profesionalidad y eficacia. Al Doctor Enric Caubet, al Doctor Luís Miguel Jiménez y equipo. A todo el equipo de anestesia. A la planta de REA. A todo el personal de la 4ª planta. Ellos son los verdaderos protagonistas. Y con ellos todos los equipos de todos los hospitales que hacen posible que el cáncer, o cualquiera que sea la enfermedad, deje de ser la estrella de la película.

Y ya por último, que sepáis  que estoy bien animado y con ganas de verlas venir, así que nada de olvidarse de nosotros, porque lo que sí os puedo garantizar  es que hay Donés para muchos años… dando Jarabe de Palo, claro!

Salud, que belleza sobra.